jueves, 4 de octubre de 2018

Hoy JUEVES... rezamos con la PRENSA

NOS PREPARAMOS:

  • Haz un momento de silencio. Siéntate cómodo y respira hondo para estar en paz por dentro. Cae en la cuenta de que Dios está contigo, escuchando lo que hoy Le quieres decir y esperando que tú también Le escuches a Él.
  • Comienza haciendo despacio la señal de la cruz: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. No nome do Pai, do Fillo e do Espírito Santo. Amén. In the name of the Father, and of the Son, and of the Holy Spirit. Amen. Au Nom du Père, et du Fils, et du Saint-Esprit. Amen.

ESCUCHAMOS:

¡Buenos días! Como cada jueves te invito a rezar con una noticia extraída de la prensa. Así que... abre tus ojos al mundo y déjate afectar por lo que ocurre a nuestro alrededor...

JUDITH, LA JOVEN DE 17 AÑOS QUE SALVÓ LA VIDA A UNA MUJER TRAS REALIZARLE UNA REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR

Cuando escucha que una mujer está viva gracias a ella, Judith Muriel se calla y sonríe. Una risa nerviosa que muestra cómo aún no se cree lo que ha logrado. Ha salvado a una persona que estaba más cerca de la muerte que de la vida. 
Todo ocurrió en Cáceres. Lejos de ser una jornada normal, en la que Judith asistía a su reunión de scout habitual, el día le sorprendió en plena calle: «Iba en el coche con mi padre, mi hermana y mi prima y vi que una mujer se caía al suelo. Junto a ella había otras dos (ahora sabe que eran las hermanas) que pedían, desesperadamente, ayuda». La accidentada insistía en que solo era un mareo, «estaba totalmente consciente». El objetivo de Judith era que la mujer no se durmiese, «ya que podría entrar en coma»
Según Judith, «todo pasó muy rápido. Cuando la vi con los ojos en blanco y sin pulso, me quité el abrigo y comencé a hacer una RCP. En ese momento, sus hermanas llamaron al 112 y dos voluntarios de Cruz Roja, que pasaban en ese momento por allí, se acercaron a auxiliar». Quince minutos transcurrieron hasta que los sanitarios llegaron al lugar. Quince minutos en los que Judith no dejó de realizarle masajes a Rosa para que recuperase la consciencia. La accidentada pasó tres días en la UCI y ya se recupera en planta.
«Creo que no tiene secuelas, según he podido saber», comenta Judith, quien reaccionó a su acto de heroicidad una vez que vio cómo montaban a Rosa en la ambulancia. «No piensas nada mientras tienes que ayudar, sale solo y sincronizado. Actos muy mecánicos. Pero, sí es cierto, que cuando pasó todo me quedé en 'shock', asimilando lo que había logrado», continúa. Hace unos días pudo estar con los hijos y familiares de la mujer accidentada, quienes le agradecieron enormemente su acción para mantener con vida a Rosa.

PENSAMOS:

  • ¿Qué te parece lo que cuenta esta noticia? 
  • ¿No es llamativo que una chica de 17 años sea capaz de salvar la vida a otra persona? 
  • Judith ha marcado para siempre la vida de Rosa. En nuestra vida, igual no con tanta trascendencia, también nos encontramos con personas que nos cambian la vida. Bien, porque nos dan apoyo en un momento concreto; bien, porque confían en nosotros cuando ni nosotros mismos nos fiamos de nuestras posibilidades... Estas personas son un regalo. Piensa en una de ellas y dale gracias a Dios por ella.

REZAMOS JUNTOS:

Señor, hoy te quiero dar gracias por la vida de esas personas que, como Judith, están atentas a las necesidades de los otros sin que se lo pidan. Ayúdame a ser una persona de ojos abiertos, a estar atenta/o a la realidad que tengo delante, a aquellos que me necesiten..., para poder tenderles la mano que necesitan, en las necesidades del día a día o en momentos cruciales. Amén. 

NOS DESPEDIMOS:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros. Nai Divina Pastora, roga por nós. Mother Divine Shepherdess, pray for us. Mère Divine Bergère, priez pour nous.
San José de Calasanz y Faustino Míguez, rogad por nosotros. San Xosé de Calasanz e Faustino Míguez, rogade por nós. Saint Joseph Calasanz and Faustino Míguez, pray for us. Saint Joseph de Calasanz and Faustino Míguez, priez pour nous.
BeataVictoria, roga por nós. Beata Victoria, ruega por nosotros. Blessed Victoria, pray for us. Bénis Faustino et Victoria, priez pour nous.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. No nome do Pai, do Fillo e do Espírito Santo. Amén.  In the name of the Father, and of the Son, and of the Holy Spirit. Amen. Au Nom du Père, et du Fils, et du Saint-Esprit. Amen.

No hay comentarios: